martes, 13 de septiembre de 2016

HUMANOS: ESOS SERES TAN INTELIGENTES Y CONTRADICTORIOS…


“Yo sé querer y sé amar,
pero tengo un gran defecto:
no sé rogar”

Norma Jeane Mortenson (1926 – 1962)


Marilyn Monroe
No sé cómo llegué a este planeta tan lleno de vida y tan superpoblado de unos seres que son tan inteligentes como contradictorios… tan hábiles como torpes. Pero una vez llegado, tomé su forma.

Desde que vine, quedé deslumbrado por la belleza de este mundo, unas veces tan ruda y otras tan refinada, pero siempre tan llena de fuerza, vitalidad y colorido.

Los seres más desarrollados de este planeta son realmente inteligentes. Así lo demuestra el hecho de que utilicen su razón para tomar decisiones que les proporciona progreso y bienestar. De hecho, están relativamente cerca de tomar la responsabilidad sobre sí mismos y decidir libremente sobre su propio futuro. Eso hace que me resulten muy familiares.

Sin embargo, su refinada lógica, fruto de su complejo proceso de razonamiento, resulta a menudo secuestrado por unas emociones tan pobres como destructivas. Nunca antes conocí a un ser que fuera tan estúpido como para destruir en segundos el fruto de años de duro esfuerzo. Ni antes había sido testigo de un ser tan absurda y cruelmente dañino contra todo lo que le rodea. Guerras, consumismo compulsivo, competitividad violenta…. Definitivamente, sus emociones tiran por el suelo la grandeza de su progreso.

Norma Jeane Mortenson
Estos seres aún no saben que sus emociones no son más que un componente adicional de su inteligencia; de sus procesos cognitivos y racionales. Unos procesos que aún no comprenden bien y que no aciertan a encauzar adecuadamente con el fin de conseguir que sus decisiones sean sanas, armoniosas, pluridimensionalmente enriquecedoras y gratas; tanto para ellos como para su entorno. De hecho, los individuos maduros pueden ser tan ineptos como los individuos inmaduros, a pesar de tener una mayor conciencia de sí mismos y de su entorno. Cuesta comprender que sean emocionalmente tan primitivos si tenemos en cuenta la sofisticación del resto de las variables de su inteligencia.

No sé cómo llegué a este mundo tan bello, y tan abarrotado de unos seres que me resultan tan cercanos y, a la vez, tan lejanos. Su torpe extravío me aburre tanto como me apena. Afortunadamente, existen otros seres venidos de no se sabe bien qué remotos lugares en los que encuentro motivo para la esperanza y el gozo. Yo les llamo ‘ángeles’.


Emilio Muñoz Un tiempo detenido... Un lugar para perderse...
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


MICA - Angels (feat. Amy)
(por Ambient)


lunes, 13 de junio de 2016

AGUA…


“Y aquel arrojarme al suelo,
aquel gritar alto el nombre en el silencio,
era la dulzura de sentirme vivo”

Salvatore Quasimodo (1901 – 1968)


Momentos…

Esos mágicos momentos
en los que descubrimos
fascinados la vida…

Y esos otros, apasionantes,

Pexels
en los que nos olvidamos de todo,
desbordados por el éxtasis y el frenesí…
(Cuando la vida es agua,
y las emociones,
lluvia que nos empapa…)
Pregúntate…
De las emociones
que sientes a lo largo del día,
¿Cuáles deseas vivir?
¿Cuáles logras vivir?
¿Y de cuáles
no logras desprenderte
a pesar del daño que te hacen?

¿A quién sirves?
¿A qué te sometes?

miércoles, 1 de junio de 2016

¿UN MUNDO ESTRECHAMENTE CONECTADO?


Con dolor, para todos aquellos
que sufren la crueldad del destierro y la emigración


Un mundo estrechamente conectado…
Un mundo de apariencias estrechamente conectado…
Un mundo de sordos estrechamente conectado…
Un mundo de agresiva competencia estrechamente conectado…
Un mundo compulsivamente insolidario estrechamente conectado…

jueves, 12 de mayo de 2016

COMPLICIDAD (MOMENTOS...)


A veces la vida son momentos,
situaciones, imágenes o gestos…

Ya sea en la pesadumbre
por una desgracia inesperada,
o por un desengaño incomprensible…

Ya sea en el deleite
por una sorpresa ansiada,
o por la serena contemplación
de la belleza….

jueves, 10 de marzo de 2016

SOBRE LAS VÍAS DE UN TREN LLAMADO VIDA…


La clave no es el tren… Ni las personas que viajan en él: siempre hay gente viajando hacia algún lugar, aunque no siempre se sabe dónde está.

Lo importante el camino… las vías que surca nuestro tren… Abrir la ventana y sentir el aire en nuestro rostro… Cerrar los ojos y sentir el traqueteo de la marcha… Relajarse y dejar que la intuición nos diga que éste es el nuestro: que este el buen camino…
¿Qué equipaje llevamos…?
¿Qué llevamos en las manos…?
¿Qué llevamos en el alma…?
¿Y qué llevamos en el corazón…?

¿Somos nosotros mismos…?
¿Somos capaces de reconocernos…?
¿Alguien nos puede reconocer en tan solo una mirada…?

¿Quiénes somos…?
Realmente… ¿quiénes somos…?
¿Detenemos nuestro tiempo para encontrarnos…?
¿Existe algún lugar que sea verdaderamente nuestro, donde podamos ser nosotros mismos…?

No importa el tren… solo el camino: las vías sobre las que deslizamos nuestra vida. Ciertamente, nada más importa cuando es nuestro camino: nada puede ser urgente, nada puede inquietarnos, nada puede dañar nuestra confianza, nada más necesitamos. Vivir para vivir… Vivir por vivir… Toda una vida por vivir… Toda una vida para compartir…

sábado, 20 de febrero de 2016

PURA CASUALIDAD… (FRAGILIDAD Y EQUILIBRIO)


“Las cosas más importantes de la naturaleza
parecen ser resultados del azar
o de accidentes”

Richard Phillips Feynman (1918 - 1988)


Somos fruto de la casualidad… ¡de millones de casualidades que se han concretado en nuestro singular y especial ser!

La tierra es lo que es por pura casualidad… y a pesar de miles y miles de casualidades…
La vida es lo que es por pura casualidad… y a pesar de miles y miles de casualidades…
Yo soy lo que soy por pura casualidad… y a pesar de miles y miles de casualidades…

Y mi vida llena de casualidad… podría haber sido cualquier otra cosa…

Somos el fruto de un especial cálculo de probabilidades. El tiempo lo difumina todo hasta parecer que el universo es inmutable y eterno. Pero estamos expuestos a que, por casualidad, cualquier hecho grave y novedoso haga diana en algún momento de nuestra vida… y lo trastorne todo.

Vivimos apegados a lo que tenemos… sin tenerlo…Vivimos combatiendo cruelmente por mantenerlo todo atado a nosotros mismos… cuando lo perderemos en cualquier momento. Vivimos sin detenernos a mirar, sin esperar a que la vida nos toque con su mágica creatividad, sin reflexionar sobre lo que vivimos… o dejamos de vivir…

Vivimos ensimismados en nuestras obsesiones, en un disparatado combate en el que solo dejamos cabida a herir o ser heridos… Vivimos sin vivir… huyendo de lo que somos y de lo que nunca supimos ser…

miércoles, 3 de febrero de 2016

EL TIEMPO SUSPENDIDO…


No tengo prisa...
No tengo...
No...

Me dejo llevar...
...llevar por el viento...
El viento...
...esa brisa que se lleva mi aliento...

Destellos e impresiones...
Inéditas sensaciones
...detalles...
...gestos...
Universos paralelos...
...que me absorben...
...que me arrastran...
...que me deslumbran...

Pierdo el sentido del tiempo...
…y nada me preocupa.
El tiempo no tiene formas...
...ni límites.
¿Qué es el tiempo?

Todo en mis ojos es fugacidad...
Un continuo goteo de emociones…
...intensas emociones...

miércoles, 20 de enero de 2016

DÓNDE DUERMEN LAS SONRISAS…


Hay sonrisas fingidas que solo sirven para engallar o para esconderse detrás de ellas. Esas sonrisas son la falsa representación de lo que no se es ni se siente. Son una burda imitación que se hace con unos pocos gestos del rostro.

Las sonrisas de verdad son duendes que duermen en algún lugar oculto del alma aún no descubierto. Estos duendes se apoderan de nuestro rostro sin que nos demos cuenta, hacen que se ilumine nuestra cara, que nuestra severidad desaparezca y que el tiempo se detenga en algún momento indefinido de nuestra existencia lleno de armonía y plenitud.

sábado, 2 de enero de 2016

LA LUZ DEL SOL QUE SE DETIENE SOBRE LA LUNA QUE BRILLA...



Definitivamente, el tiempo se ha detenido en mí... Mis ojos se han cerrado, mi respiración se ha detenido, mis extremidades yacen inmóviles... mi corazón ya no late...
El tiempo me ha absorbido...

Y en sus entrañas, parecería estar muerto...
© Hanna Fasching - Amorgos, Greece
Pero el tiempo solo se ha tomado un respiro penetrando en mi cuerpo mientras me tomaba en sus entrañas. Ahora se mece pausado, al ritmo de las olas de un mar fundido en estrellas... Y yo con él...

Balanceo mi inmovilidad en su incesante ir y venir... En mi total abandono, y en este continuo dejarme llevar, nada existe salvo una perfecta serenidad...

Recojo el reflejo del sol sobre la luna: destellos de eternidad sobre mi rostro... Todo parecería anunciar mi condena... mi disolución en este éter frío y pretérito... el fin de mi ser...